fbpx
Procesionaria del pino

La oruga procesionaria del pino es una oruga que se encuentra en parques y zonas rurales donde hay pinos y cedros. El nombre de procesionaria viene dado por la forma de desplazarse de estas orugas, una tras otra como si de una procesión de Semana Santa se tratase.

Oruga procesionaria del pino

La procesionaria del pino anida en estos árboles en una especie de bolsa y cuando ésta se rompe (una de las partes del ciclo para completar su metamorfosis), las orugas bajan al suelo en fila india, asemejando una procesión.

En días de viento, la oruga procesionaria del pino (forma larvaria del lepidóptero nocturno Thaumetopoea pityocampa) desprende sus pequeños pelos urticantes y estos pueden entrar en contacto con el ser humano.

¿Qué hago si entro en contacto con una procesionaria del pino?

En función de cómo entre en contacto con los mismos, existirá una afectación cutánea (urticaria de contacto), conjuntival o respiratoria. Los mecanismos patogénicos implicados son mecánicos y/o irritativos y el alérgico por hipersensibilidad mediada por IgE.

En los últimos años se han descrito varios casos de reacciones anafilácticas por este insecto.

Los amantes de las mascotas también debéis tener cuidado. Los veterinarios ya están advirtiendo de sus efectos que pueden llegar a ser mortales en algunos casos lo que nos obliga a extremar las precauciones.

El contacto con la oruga de la procesionaria ocasiona una serie de síntomas visibles en tu mascota, al tiempo que provoca también ciertos cambios en su comportamiento. A partir de ambos factores, podremos detectar rápidamente si ha habido contacto con la procesionaria y, en consecuencia, tomar las medidas oportunas. Será fácilmente detectable en su comportamiento porque la notaremos nerviosa, empezará a babear, salivar en abundancia y a rascarse la zona de la boca con las patas.

En todo caso, y aunque lavemos la zona, es importante llevar también a nuestra mascota lo antes posible al veterinario, por si acaso necesita un tratamiento de urgencia.

En el caso de que una persona entre en contacto con una procesionaria del pino, lo primero que hay que hacer es lavar la zona afectada con agua fría para retirar los pelos que hayan podido quedar pegados. Una vez que aparecen los síntomas el tratamiento es meramente sintomático: «antihistamínicos orales para controlar el prurito (picor) y corticoides tópicos para las lesiones eccematosas y de dermatitis papulosa.

Si los síntomas no se atenúan se ha de acudir a un médico de manera urgente para llevar a cabo un tratamiento específico.

El mejor tratamiento, una llamada a Viral Sanid.

Si has visto una plaga de procesionaria del pino o, simplemente has visto algunas procesionarias en tu jardín o cerca de tu negocio, la mejor medida que puedes tomar es llamar a Viral Sanid para que nuestros técnicos especializados evalúen la plaga y apliquen el mejor tratamiento para acabar con ellas lo más rápido posible y garantizar así la salud de todos.

¿Tienes algún comentario?

Your email address will not be published. Required fields are marked *